top of page

¿Cómo lograr que los clientes amen mi marca? El Branding Compass

Esta entrada está enfocada en turismo, pero es aplicable a cualquier marca que desee ser relevante ante sus clientes. ¿Te has encontrado en una situación en donde eres comparado con los precios de tu competencia? Esa situación incómoda en donde los clientes fríamente te comparan con propuestas que a su parecer son idénticas a la tuya. Y después de todo el esfuerzo que le has puesto a tu bebé (tu negocio) al final eres comparado por precio, y si no eres el más barato... estás fuera.


Si estás siendo comparado por precio, muy probablemente estás perdido. ¿Crees que te funcionaría una Brújula?


Marcas genéricas

Este ha sido el caso de cientos de miles de negocios a lo largo de la historia, pero este problema de sobreoferta de marcas se exponenció con la popularización de las redes sociales. Básicamente cualquier persona puede "montar" tu competencia. Basta con trabajar un logo genérico en Canva, abrir una cuenta de Facebook e Instagram y empezar a publicar contenido relacionado a sus negocios para hacerse llamar "emprendimientos" o "micro-empresas".


Por otro lado, existen marcas y propuestas de valor que son fáciles de diferenciar del resto. Existen campañas de comunicación que tienen ese je ne sais quoi que realmente posicionan sus productos o servicios como profesionales. Y recordemos, lo profesional genera confianza. No necesariamente hablamos de marcas establecidas durante décadas como Jeep, Columbus, Nike ó Nikon, sino veamos ejemplos más recientes como Selina, Pinterest y la calidez de la hospitalidad de Airbnb, quienes tienen un grupo objetivo definido y un lenguaje visual congruente con su ADN.


¿Por qué Airbnb transmite tanta calidez?


Encuentra tu norte

El generar un ADN de marca y una personalidad requiere una introspección del negocio que profundiza hasta la visión, misión y propósito de marca. Pero el objetivo no es definir nuestro negocio como un ente individual, sino detectar quién es nuestro cliente ideal y hablar en un lenguaje visualmente comunicativo que este pueda entender.


Solo cuando estamos en sintonía con nuestros clientes en la forma de comunicarnos, entonces nos amarán. Y si nos amán, nos comprarán recurrentemente y recomendarán orgánicamente. Y vamos al grano, lo que queremos es un aumento en nuestras ventas ¿no?


Para lograr esta alineación y sintonía con nuestro nicho necesitamos definir nuestro arquetipo de marca a través de una Brújula de Marca ó Branding Compass que mostramos a continuación:

Al igual que cuando utilizamos una brújula (Google Maps) cuando estamos perdidos, es necesario encarrilar a nuestra marca en una sola dirección.


Si eres de todos, no eres de nadie

Cuando una radio captura múltiples frecuencias, genera un ruido (o whitenoise) que causa mucha molestia para quienes lo escuchan. ¡Imagina subir el volúmen! Lo mismo sucede cuando nuestra marca es alegre pero racional, sofisticada pero inclusiva, ordenada pero sensual, fuerte pero gentil, imponente pero humilde a la vez. De tanto que quisieramos transmitir, no comunicaremos nada aunque pautemos en redes sociales por 5000 US$.


Por lo tanto, ésta herramienta debe trabajarse desde afuera hacia adentro. ¿Tu marca es extrovertida? ¿El enfoque es más social? ¿Puede que tengas una marca introvertida? ¿ó el ADN es individualista?

¿Por qué Apple transmite tanta seguridad y simplicidad?


Continuando con la interpretación de la Brújula, los dioses griegos entran a escena con 3 características cada uno. Puede que seas como Rolex (Zeus), asertivo, imponente y sofisticado. O quizás te parezcas a Harley-Davidson (Ares) de una manera fuerte, atrevida y dinámica. Probablemente tu ADN sea como Victoria's Secret (Afrodita) vivaz, sensual y divertida. A lo mejor tu enfoque es social como Airbnb (Hera) de una forma amigable, acogedora y auténtica. Puede que seas como Dove (Demeter) una marca atenta, gentil y reflexiva. O finalmente, puede que tu arquetipo de marca sea como Apple (Apolo) selectivo, racional y ordenado.


¿Por qué nos dan ganas de estar de fiesta con extranjeros en Selina?


Después de esto, todo cobra sentido(s)

Después de alinear tu marca a 1 ó 2 arquetipos colindantes en porcentajes, todas las decisiones serán más simples de tomar porque tendremos un norte definido. Una serie de parámetros que nos encarrilan a comunicarnos claramente con nuestros clientes.


A partir de aquí surgen las experiencias para todos los sentidos. Visualmente tendremos claro qué colores usar en toda nuestra señalización e infraestructura, para el olfato tendremos aromas específicos que generarán sensaciones alineadas a nuestro arquetipo, gustativamente enamoraremos a nuestros clientes con sabores específicos y enriquecedores desde nuestro ADN. Además, tendremos claras las texturas para utilizar en los pisos, cielos, muros y mobiliario; y finalmente cobrará todo el sentido del mundo la música que ambientará nuestro negocio. Ya no más música seleccionada bajo los malos gustos de nuestros colaboradores.


Ésta es la música que suena en nuestro estudio.


Hora de subir los precios

Toda esta teoría del mercadeo no es para nuestro propio ego y disfrute. El objetivo detrás de todo esto debe ser diferenciar nuestra marca, para enamorar a nuestros clientes quienes nos comprarán recurrentemente y recomendarán. Al momento en que tengamos una gran demanda, vendrá la buena notica en que ya no somos comparados en precio a la competencia sino será necesario subir tarifas.




155 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page