top of page

Cómo maximizar la rentabilidad en un terreno irregular

¿Te has preguntado alguna vez cómo sacar el máximo provecho de un terreno con formas irregulares? En este artículo, exploraremos estrategias clave para maximizar la rentabilidad en un terreno en forma de L, utilizando como ejemplo la planificación y construcción de una plaza comercial en Quetzaltenango.



Estas estrategias no solo son aplicables en el ámbito comercial sino también en diversas modalidades de proyectos inmobiliarios.


1. Entendiendo las Limitaciones y Oportunidades


El primer paso crucial para maximizar la rentabilidad en un terreno irregular es comprender a fondo las limitaciones y oportunidades que presenta. En el caso de nuestra plaza comercial en Quetzaltenango, la forma de L puede parecer inicialmente restrictiva, pero al profundizar en el análisis, descubrimos que esta geometría única puede ofrecer ventajas significativas. El reconocimiento de las limitaciones, como la accesibilidad y distribución desafiante, nos permite abordarlas proactivamente y convertirlas en oportunidades para un diseño innovador y funcional.



2. Determinando los Espacios Mínimos: Ejemplos Prácticos


En el desarrollo de una plaza comercial en un terreno irregular, es esencial establecer dimensiones mínimas para diversos elementos, desde el ancho de carriles vehiculares hasta el espacio de parqueo y el tamaño de los locales comerciales. Por ejemplo, consideramos un mínimo de 6 metros de ancho para los carriles vehiculares, 2.5x5.00 metros para los espacios de estacionamiento, 40 metros cuadrados como el espacio mínimo de un local comercial y 2 metros de ancho para los pasillos. Este enfoque práctico garantiza una distribución eficiente y maximiza la utilidad de cada metro cuadrado disponible.





3. Diseñando con Base a Rentabilidad y Proporciones Óptimas


La rentabilidad de un proyecto inmobiliario está estrechamente vinculada al diseño inteligente de los espacios. En nuestra estrategia para la plaza comercial en Quetzaltenango, nos enfocamos en un diseño que asigna un máximo del 20% del área total para espacios comunes y reserva el 80% restante para áreas rentables. Esta proporción equilibrada garantiza la eficiencia operativa y la maximización del espacio destinado a actividades comerciales, contribuyendo directamente a una mayor rentabilidad a largo plazo.




4. Entendiendo los Flujos Peatonales y Estableciendo Anclas


Una parte fundamental de maximizar la rentabilidad en un terreno irregular es comprender y gestionar los flujos peatonales. En el caso de nuestra plaza en Quetzaltenango, identificamos áreas clave de tránsito y diseñamos el layout para aprovechar estos patrones. Además, establecimos "anclas" estratégicas, como tiendas o servicios que actúan como puntos de referencia, atrayendo a los visitantes hacia diferentes áreas de la plaza. Este enfoque no solo optimiza la experiencia del cliente sino que también aumenta la visibilidad y la afluencia en cada espacio comercial.





5. Que la Forma Responda a la Función


En última instancia, el principio fundamental que guía nuestro enfoque es que la forma del proyecto debe responder a su función. La geometría de la plaza en Quetzaltenango, aunque irregular, se convierte en una herramienta para crear un espacio comercial único y atractivo. Integrar la funcionalidad en el diseño, asegurando que cada elemento cumpla con un propósito específico, contribuye no solo a la eficiencia operativa sino también a la diferenciación en el mercado, potenciando así la rentabilidad del proyecto.







¡Si te encuentras ante el desafío de rentabilizar un terreno irregular, estamos aquí para ayudarte! Agenda una cita con nosotros y descubre cómo podemos hacer de tu proyecto una realidad exitosa.



79 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page